Visita & Comenta en: I LOVE YOU JUST THE WAY YOU ARE

jueves, 25 de diciembre de 2014

Light Me Up



Se escuchó el radio por tercera vez en la mañana y Jae Joong maldijo por lo bajo porque apenas estaba comenzando a almorzar cuando le hablaron para salir a servicio. Pero aun así se levantó gustoso, tomó su mochila y se subió a la ambulancia con sus compañeros, colocándose rápido su equipo de protección personal y pensando en los posibles escenarios del accidente que les habían reportado.

La vida del paramédico era así. Podía estar completamente tranquilo y aburrido unas veces mientras estabas de guardia y había otros en los que simplemente no te bajabas de la ambulancia porque apenas terminabas un servicio ya te estaban hablando a otro.

Y lo curioso era, que por más hambre, sueño o sed que tuviera, todo eso desaparecía al momento de subirse a la ambulancia para cumplir con su deber como voluntario.

Jae Joong bajó del vehículo y comenzó a revisar a su paciente y prepararlo para el traslado al hospital. Aquello se hacía rápidamente porque eran primeros auxilios y subieron rápidamente a la ambulancia y fueron directamente al hospital.

Entraron por el área de urgencias y avanzaron los 3 paramédicos con la camilla.

-Jae Joong-ah, entrega al paciente – le dijo Heechul, el encargado en ese servicio.

Jae Joong avanzó hasta uno de los médicos que estaban ahí. Sus compañeros avanzaron con el paciente detrás de él y el pelinegro le habló al doctor.

No era la primera vez que entregaba a un paciente, y él realmente hacía muy bien ese trabajo, pero al ver al doctor que volteó para ponerle su atención las palabras se le quedaron atoradas a la garganta.

El médico que estaba frente a él era joven y apuesto, realmente apuesto si le preguntaban a Jae Joong. El pelinegro echó un rápido vistazo al pecho del hombre y pudo ver en su bata bordado “Dr. Jung”, ese era un nombre muy sexy a su parecer. Carraspeó un poco y se concentró, mirando los ojos marrones del doctor pero sin dudar y le dijo todo lo referente al paciente.

-Muy bien, pásenlo a la camilla 6 – dijo Jung y los acompañó hasta la cama y observó a los chicos hacer su trabajo, aunque discretamente había estado viendo solamente al paramédico que le había hablado.

Cuando estuvieron en la ambulancia de nuevo, Heechul habló fuerte desde el asiento de enfrente para que Jae Joong lo escuchara.

-¿Qué pasó ahí Jae Joong? – Preguntó riéndose – te quedaste embobado con el doctor –

Jae Joong se sonrojó con aquel comentario y lamentó haberse quitado ya el cubre bocas y el casco porque su amigo lo pudo ver y comenzó a reír más fuerte.

-Creo que nuestro Jae Joongie por fin se ha interesado en alguien – gritó fuerte y feliz, golpeando el hombro de Siwon, el chófer de la ambulancia.

~o~o~o~o~o~ LIGHT ME UP ~o~o~o~o~o~

Al menos en esas dos semanas que había estado cubriendo dos turnos de guardias le había tocado ir al hospital donde estaba el apuesto doctor Jung unas 10 veces. Heechul casi siempre iba con él a los servicios y ya sabía que cuando iban a “ese” hospital, Jae Joong entregaría al paciente. Para el pelirrojo, ver a su amigo 
enamorado era algo sorprendente y tierno a la vez. Jae Joong hace muchos años había tenido un novio al que quiso mucho, también paramédico, pero que había muerto desgraciadamente en un servicio, al explotar el auto de los pacientes que iban a atender.

Por eso, después de ver por mucho tiempo llorar a Jae Joong, de tener que recibir ayuda psicológica después de ver morir a su pareja y haber regresado por fin a trabajar en lo que amaba, Heechul estaba dispuesto a ayudar a que Jae Joong encontrara nuevamente la felicidad.

Cuando Jae Joong entregó a ese paciente y lo trasladó junto con su compañero a la cama indicada, le dijo a Heechul que fuera a dejar la camilla en la ambulancia en lo que terminaba a darle los últimos datos al doctor. El pelirrojo asintió sin agregar nada y se retiró.

-Eso es todo lo que obtuvimos del paciente… Hasta luego doctor Jung – dijo Jae Joong haciendo una leve inclinación y dio media vuelta dispuesto a salir de la sala de urgencias cuando sintió una mano sobre su hombro.

-Disculpa… -  dijo el doctor Jung cuando Jae Joong volteó - ¿Cuál es tu nombre?... Nos hemos visto muchas veces estos días –

Jae Joong se sonrojó y sintió que comenzaría a tartamudear.

-Jae Joong… Soy Kim Jae Joong – se quitó los guantes de látex para saludarlo apropiadamente pero como lo torpe que se ponía cuando estaba avergonzado, terminó golpeando con uno de ellos en el pecho del doctor porque el guante salió disparado como resorte.

-¡Oh!, ¡Lo siento mucho! – dijo preocupado Jae Joong agachándose para recoger el guante y lo echó en la basura.

“Ya la cagaste Jae” pensó, pero Jung empezó a reír y Jae Joong solo pudo levantar la mirada para ver le bella sonrisa del doctor.

-No pasa nada – le tranquilizó Jung – Por cierto yo soy Jung YunHo – le tendió su mano y Jae Joong hizo lo mismo, sintiendo una corriente eléctrica correr por su cuerpo cuando se tocaron.

-Nunca te había visto por aquí – dijo Jae Joong.

-Soy nuevo, hace poco me gradué de la escuela de medicina –

-Oh, eso es genial – se quedó pensando por un momento en que decir pero sabía que no realmente no tenía tiempo para quedarse platicando – Bueno… me tengo que ir, debemos regresar a la base, fue un gusto conocerte- se despidió Jae Joong pero fue detenido nuevamente por YunHo.

-Fue un gusto también – estrechó su mano nuevamente y dejó que Jae Joong se fuera.

Cuando estuvo de nuevo en la ambulancia, solamente con Heechul ya que ese día solo estaban ellos dos de guardia, este saltó en el asiento del conductor emocionado cuando por fin su amigo regresó.

-¿Y? – pregunta emocionado Heechul.

-¿Qué? –

-¿Qué pasó?, no te tardaste por nada – le dijo con cara picarona.

-Nos presentamos y… ahh Chul, fue tan vergonzoso, mi guante salió disparado hacia él – se cubrió el rostro con las manos y fue entonces cuando se dio cuenta de que tenía un pedazo de papel entre los dedos.

-¿Qué es eso? – se lo quita Heechul rápidamente y desdobla la hoja, soltando un grito casi al instante.

-¿Por qué fue eso? – le grita Jae Joong para callarlo.

-¡ES SU NÚMERO! –

-¡¿QUÉ?! – le arrebató el papel y vio la perfecta caligrafía del doctor Jung.

“¿Te gustaría salir un día?
Llámame para ponernos de acuerdo”

Y debajo del mensaje venía escrito su número de celular.

Jae Joong sonrió ampliamente y no pudo borrar esa sonrisa de su cara en todo el día, ni siquiera cuando llegó a su casa y pasó frente a la foto de YooChun.

-Chunnie – dijo Jae Joong en voz baja cuando tomó el cuadro entre sus manos. La acarició por un momento y siguió hablando - ¿Debo ser feliz verdad? – y como si él lo hubiera podido escuchar sintió un escalofrío en su espalda. Pero el pelinegro no se asustó, pues siendo paramédico ya era normal encontrarte con ese tipo de cosas, solo sonrió y volvió a dejar el cuadro en su lugar. Ya era hora de que su corazón fuera amado de nuevo.

~o~o~o~o~o~ LIGHT ME UP ~o~o~o~o~o~

Al día siguiente no tenía que ir a guardia y prefirió quedarse a dormir tarde en su departamento. Estaba rodando en su cama decidiendo en su levantarse a desayunar o quedarse acostado cuando recordó que tenía el número del doctor Jung y decidió llamarlo.

La línea sonó varias veces y cuando estaba por colgar pensando en que podría estar ocupado con el trabajo, la voz del apuesto joven se escuchó.

-¿Hola? –

-YunHo-sshi… soy Jae Joong -  dijo apenado el pelinegro.

-¿Qué tal?, pensé que no llamarías –

No sabía por qué, pero Jae Joong juraba que podía imaginarlo hacer un pucherito al decir aquello

-¿Qué te hizo pensar eso? –

-No lo sé… solo pensaba que no lo harías – se quedó en silencio por un momento – entonces… ¿Qué día puedes salir? –

No quería sonar muy ansioso pero cuando observó su calendario vio que el único día que tenía libre era mañana y el siguiente sería hasta dentro de 2 semanas y sería esperar demasiado para verlo.

-Mañana estoy libre – dijo quedito Jae Joong, pero YunHo pudo escucharlo bien al otro lado de la línea

-Perfecto. Te veo en el restaurante que acaban de abrir en el centro… ¿a las 9? –

-Sí – aceptó Jae Joong y se despidieron.

Jae Joong no pudo evitar lanzarse a su cama y abrazar su almohada a la vez que rodaba sobre el colchón.

~o~o~o~o~o~ LIGHT ME UP ~o~o~o~o~o~

Se arregló el cabello con nerviosismo, pensando en si se veía bien o no. Por un momento pensó en no salir, en quedarse acostado viendo televisión o leyendo, pero vio la hora y supo que ya era demasiado tarde para cancelar la cita que tenía con YunHo.

Cita.

Tenía tanto tiempo que no usaba esa palabra pero estaba emocionado, demasiado podría decirse, y aquello era bueno para él, lo sabía. Porque ya había estado mucho tiempo encerrado llorando, era hora de vivir de nuevo.

Tomó el metro hasta el centro y se bajó rápido, checando su reloj repetidas veces para asegurarse de que no llegaba tarde. Caminó por la ciudad y se detuvo frente a un local en donde pudo verse reflejado en el vidrio y se miró por última vez, para asegurarse de que seguía presentable. Entonces lo vio.

De pie frente a la puerta del restaurante, mirando su reflejo en la pantalla de su celular y arreglando su cabello. Tomó aire y fue hacia él.

-Hola – dijo Jae Joong

-Hola… hay que entrar – dijo un nervioso YunHo.

Jae Joong lo siguió por detrás y sonrió para sus adentros. Al menos no era el único que estaba nervioso por la cita.

Mientras cenaban, para sorpresa de Jae Joong, YunHo platicó mucho. A los ojos de Jae Joong, el doctor se veía una persona seria desde lejos, pero pudo notar que era muy amigable una vez lo conocías y platicabas con él, especialmente ellos que tenían tanto de que hablar si se ponían a hablar de pacientes y experiencias laborales que han tenido.

Jae Joong podía decir que disfrutó mucho de esa primera cita, pero no quería solo cenar con él.

Cuando estuvieron en el estacionamiento del restaurante, casi a la media noche con YunHo frente a él mientras seguían platicando porque no querían despedirse, pensó que quería mucho más tiempo con él, aunque sonara muy precipitado el decir aquello, Jae Joong sentía que era lo correcto.

Y como le había dicho YooChun muchas veces antes “Si estás a gusto, ¿por qué no hacerlo?”

-¿Crees que podrías dejarme en mi casa? – le dijo Jae Joong cuando YunHo comenzó a buscar sus llaves.

-Claro, sube –

El metro no cerraba, Jae Joong solo quería una excusa para que YunHo supiera donde vivía.

~o~o~o~o~o~ LIGHT ME UP ~o~o~o~o~o~

Llevaban dos meses saliendo y mandándose mensajes de texto cuando YunHo lo invitó a salir al cine. El doctor en cada cita que tenía con Jae Joong trataba de ir a un lugar diferente, quería divertirse con el paramédico además de que le gustaba mucho salir con él.

Pasó por el joven socorrista a su casa y fueron en su auto hasta el cine. Compraron los boletos, algo de comer y entraron a la sala ya oscura, donde solo se veían los comerciales iniciales en la pantalla. Se sentaron en una de las filas de arriba donde casi no había gente y pusieron su atención en la pantalla.

Hablaban en susurros sobre la película y comían palomitas. En uno de esos momentos en que Jae Joong acercó su mano YunHo también lo hizo, pero antes de que el pelinegro pudiera retirar su mano de ahí, el moreno la tomó y entrelazó sus dedos con los de él, haciendo a Jae Joong sonrojar en la oscuridad y voltear hacia el frente, solo mirando de reojo a YunHo que hacía lo mismo. El doctor no parecía querer soltar su mano, de hecho, atrajo ambas manos hasta su rodilla y descansó ahí su brazo y empezó a hacer círculos pequeños y suaves con su pulgar sobre la pálida piel de Jae Joong.

Así estuvieron tomados de la mano toda la película.

Cuando la función terminó, ambos se levantaron y fueron hacia el auto y YunHo fue a dejar a Jae Joong a su casa porque ambos tenían trabajo al día siguiente. Lo único bueno era que ambos entraban tarde por ser día festivo, pero aun así, que fuera día festivo significaba más trabajo para ellos.

Cuando Jae Joong se bajó del auto le dijo a YunHo.

-¿Quieres pasar? –

YunHo ni siquiera lo pensó dos veces y aceptó. Cerró el auto con llave y siguió a Jae Joong hasta su apartamento. En el tercer piso Jae Joong sacó sus llaves y fue hasta su puerta para abrir, YunHo solo lo miraba desde atrás y entró primero cuando el pelinegro le abrió.

-Tienes un lindo departamento – dijo YunHo observando el lugar. Jae Joong sonrió por el cumplido. Era muy raro que alguien lo visitara pero siempre mantenía todo limpio y ordenado, una costumbre que se le había quedado desde empezó como paramédico y tuvo que acostumbrarse a limpiar todo el tiempo.

Jae Joong solo observaba a YunHo que estaba concentrado viendo su hogar. Lo vio mirando los retratos que tenía sobre el librero y vio como tomó ese en el que YooChun estaba abrazándolo.

-¿Tienes novio? – pregunta YunHo sin soltar la fotografía.

-No –

-Jae Joong no me mientas… no quiero ser el tercero en una relación, o el que arruine una, tal vez debería irme – dejó el retrato donde estaba y se encaminó hasta el sillón para tomar su abrigo pero Jae Joong lo detuvo del brazo y lo obligó a verlo a los ojos.

-No estoy mintiendo YunHo, no estoy con nadie. Esa fotografía es de hace muchos años. Él era mi novio… pero murió… yo… creo que ya lo he superado, y voy enserio contigo… muy enserio –

Y sin dejar que YunHo dijera otra cosa tomó su rostro y lo besó.

YunHo soltó su abrigo inmediatamente, dejándolo caer al suelo y tomando la cintura de Jae Joong para apegarlo a su cuerpo, al mismo tiempo que Jae Joong pasaba sus brazos alrededor del cuello del moreno para pegar su pecho a él.

Se besaron intensamente durante tanto tiempo que ni ellos supieron como duraron tanto y sin pensarlo Jae Joong guió a YunHo hasta su habitación sin dejar de besarse.

Cayeron en la cama suavemente y Jae Joong comenzó a desabrochar la camisa de YunHo, al mismo tiempo que YunHo hacía lo mismo, rozando su entrepierna a propósito cuando iba a levantar la camisa. El pelinegro soltó un gemido con la acción de YunHo e hizo lo mismo.

Pronto estuvieron desnudos y compartiendo el calor que sus cuerpos les proporcionaban. YunHo no paraba de besar a Jae Joong y tocarlo por todas partes. Había deseado aquello por tanto tiempo que ahora que lo tenía de esta manera no podría detenerse por nada.

Y Jae Joong se dejó hacer de todo, porque también estaba completamente enamorado de YunHo desde que lo vio.

Y no pudo evitar aferrarse a la espalda del moreno y enterrar sus uñas un poco en su piel cuando lo sintió dentro de él, llenándolo por completo. Besó su cuello para distraer a su mente y no pensar en el dolor y YunHo pronto comenzó a moverse lento y suave, solo con el deseo de que sintiera el mismo placer que él estaba disfrutando en ese instante.

La noche pasó lenta para aquellos dos amantes que el destino había juntado por razones que no conocemos pero que agradecemos al final, porque Jae Joong se sentía feliz por primera vez en su vida y YunHo había por fin encontrado el amor.

~o~o~o~o~o~ LIGHT ME UP ~o~o~o~o~o~

Habían pasado tres semanas desde aquella entrega de amor y YunHo y Jae Joong se habían visto prácticamente todos los días. Si no era por el trabajo era porque se veían en la casa de alguno de ellos.

Jae Joong estaba de guardia ese día y estaba a punto de salir. El día estuvo tranquilo en su mayoría, solo unas dos llamadas de pacientes enfermos que necesitaban algo de ayuda, pero nada grave con lo que se hubieran tardado mucho. Estaba mandando mensajes a YunHo, planeando la cita que tendrían cuando YunHo lo llamó.

-Salgo en un momento del hospital y paso por ti, ¿ok? – dijo YunHo

-Claro, yo te espero – respondió Jae Joong y su celular se le cayó al suelo por accidente. Se agachó a recogerlo cuando el radio se escuchó y fue a atender de inmediato, dejando su teléfono en el piso.

Le acababan de reportar un atropellamiento. Jae Joong tomó su celular del suelo y dijo “voy a servicio, yo te aviso cuando esté de regreso en la base, te quiero” y colgó sin esperar una respuesta, tomó su mochila y el casco y subió a la ambulancia con Heechul y Siwon.

Llegaron en 1 minuto al lugar y Heechul se bajó primero, escaneó el lugar en busca de algún riesgo potencial y abrió la puerta de Jae Joong cuando se aseguró de tener un área segura. Bajaron el protocolo para cuando hay un accidente de ese tipo y caminaron rápido hacia la escena.

Jae Joong se quedó paralizado en ese momento, dejando caer la tabla rígida al suelo y Heechul lo reprendió en un susurro cuando lo hizo, pero entonces volteó al frente para ver al paciente y ahogó un grito llevando sus manos a su boca.

El hombre tirado en el suelo sangrando era YunHo.

Heechul le dijo a Jae Joong

-Dale eso a Siwon, súbete a la ambulancia y quédate ahí hasta que lo subamos –
Jae Joong no obedeció, insistió en quedarse y ayudar y acompañó a Heechul con pasos temblorosos hasta donde estaba YunHo.

Hicieron el trabajo lo más rápido posible y subieron rápido la camilla a la ambulancia. Jae Joong y Heechul se fueron atrás para revisarlo y tomar lo signos vitales y Siwon arrancó al hospital.

-Checa la tensión arterial – le dijo Heechul mientras él mantenía presionada el área de la hemorragia en su cabeza.

Jae Joong temblaba demasiado y no pudo escuchar absolutamente nada con el estetoscopio, estaba demasiado alterado. Lo intentó unas 3 veces más hasta que pudo escuchar los latidos y anotó todo en la libreta que tenía en el pantalón.

Al llegar al hospital entregaron rápido a YunHo y lo prepararon para cirugía de inmediato. Jae Joong se deslizó por la pared hasta sentarse en el suelo y escondió su cabeza entre sus rodillas y lloró. Heechul se acercó a él y le dijo.

-Es todo lo que podemos hacer Jae, hay que irnos –

-No puedo irme… tengo que estar con él –

-Jae… -

-Déjalo quedarse, entiéndelo – le dijo Siwon a Heechul antes de que pudiera decir algo más y el joven asintió, levantándose después de acariciar el cabello de Jae Joong y decirle

-Se fuerte… por los dos –

~o~o~o~o~o~ LIGHT ME UP ~o~o~o~o~o~

Jae Joong pasó toda la noche sentado fuera del quirófano esperando noticias de YunHo cuando el doctor salió.

-¿Cómo está Jung YunHo? – preguntó preocupado Jae Joong.

El médico soltó un suspiro y el pelinegro recordó esa misma expresión en otro doctor el día que YooChun había fallecido. Pensó lo peor y estaba por llorar de nuevo cuando lo escuchó decir.

-Fue muy complicado pero está bien ahora – Jae Joong asintió y lo dio las gracias antes de acompañar a los demás doctores hasta el cuarto donde iba a estar YunHo hasta que se recuperara.

-Despierta Yunhie… tenemos una cita – dijo Jae Joong antes de quedarse dormido sentado a un lado de YunHo sosteniendo su mano.

~o~o~o~o~o~ LIGHT ME UP ~o~o~o~o~o~

No se había dado cuenta de que prácticamente durmió todo el día. El cansancio físico y mental era tanto que quedó noqueado apenas se sentó en la silla al lado de YunHo.

Despertó cuando sintió la mano de YunHo moverse y levantó rápido la cabeza, viendo como YunHo abría los ojos y lo observaba confundido.

-Oh YunHo, por fin despiertas – dijo Jae Joong con lágrimas en los ojos acariciando suavemente el rostro del doctor.

-¿Qué pasó? –

-¿No lo recuerdas?, te atropellaron –

-Solo recuerdo que hablaba contigo y… después sentí un fuerte golpe y desperté aquí –

-Fue horrible YunHo… estabas muy grave –

-¿Cómo supiste lo que me pasó? – pregunta YunHo.

-Yo… tuve que atenderte – respondió bajando la mirada y dejando escapar unas lágrimas. YunHo levantó su mano hasta el rostro de Jae Joong, lo tomó de la barbilla y lo obligó a verle.

-No llores Jae… estoy bien – le limpió la cara.

-Ahora que tú estás bien yo también lo estoy – y se acercó para besar sus labios con ternura.

~o~o~o~o~o~ LIGHT ME UP ~o~o~o~o~o~

Después de dos semanas YunHo estaba siendo dado de alta del hospital y podría ir a su casa a seguir descansando. Afortunadamente el golpe en su cabeza no había afectado a ninguna otra parte de su cuerpo y tuvo suerte de no haberse fracturado nada. YunHo se sentó en la cama de su cuarto en el hospital y se tocó la cabeza, justo donde tenía la cicatriz de la cirugía.

-¿Estás listo? – preguntó Jae Joong cuando entró al cuarto.

-Sí, vamos – se levantó y fue hasta la puerta. Jae Joong la abrió y estaba por salir pero YunHo lo jaló del brazo.

-Espera – lo besó por un largo rato en los labios – Me faltó eso –

Ambos sonrieron y volvieron a juntar sus labios.

Y mientras iban hacia el departamento de YunHo, Jae Joong sonrió.

La historia de sufrimiento del paramédico Kim había terminado. Esta vez comenzaría a ser feliz.


-----

Feliz Navidad!!! Espero se la estén pasando bien bonito con sus familiares y amigos. Este fanfic es un regalo de navidad para todas las que siguen mi blog y también en honor al aniversario No. 11 de DBSK :')

Sé que me tardo en actualizar y esas cosas pero nunca dejo abandonado ninguno de mis proyectos. Así que no pierdan la fe en mi XD

Sigo trabajando en "Special" :P

Esta historia se me ocurrió un día que iba en la ambulancia LOL 

Espero sus comentarios :D

L@s quiero

~Always Keep The Faith~

14 comentarios :

  1. Ahhhhhhhhh por un momento me imagine q la historia se repetiria..! lastima q mi chun este muerto YY_YY aunq no estoy con el Jaechun pero bueh.. gracaias por esta linda historia... me gusto...~ ♥

    ResponderEliminar
  2. Que linda historia C,: me gusto mucho ...pobre Jae sufrió mucho pero lo importante es que al final fue feliz ^^ aww

    ResponderEliminar
  3. Me gusto mucho, estuvo muy lindo tu shot :) <3
    Felicidades de verdad fue hermoso.
    ATTE.
    Kate ^.^

    ResponderEliminar
  4. Me asuste pense lo peor y ya iba llorar pero afortunadamente no paso a peor. Pobeshito mi ratoncito murio en la historia. Me gusto mucho amiga** gracias por tu regalito navideño. Feliz navidad. Y felicitaciones para mis 5 bebes y mis cassio hermanas por el 11 vo aniversario. 11 años desde que se creo el mejor grupo <3

    ResponderEliminar
  5. Estuvo hermoso, aunque me hiciste sufrir con lo del accidente.
    Feliz Navidad y Próspero Año Nuevo 2015.
    Gracias.

    ResponderEliminar
  6. Ahhh estuvo tan interesante..buuu porque tenia q ser one shot.. Quiero sabet q mas pasa..si se casan..si pelean..so el sichul se une..si jongie..tiene ratones...en definitiva quiero masssd

    ResponderEliminar
  7. Miauuuuu, te quedo genial, y muy romántico.

    gracias, es un regalo perfecto

    ResponderEliminar
  8. Te quedo hermoso gracias por el regalito *^*
    Nos estamos leendo <3

    ResponderEliminar
  9. cuando JaeJoongie se estaba dando una oportunidad en su corazoncito viene y sucede ese accidente :(, pero menos mal Yunho pudo recuperarse, quizas Yoochun desde el cielo ayudo.

    Lindo fic, gracias por compartirlo ;-) y aunque un poco tarde Feliz Navidad!

    ResponderEliminar
  10. 20 al 10, este shot está chévere nunca pensé que su novio fuera Yoochun... lo bueno es que te tenía cerca para darle 20 a la 71.

    Pero ya, hablando enserio(? -lol- me gustó bastante, también espero mas shots con esta temática o porque no, un two-shot tu sabes, no estaría mal un 61 en la 51 :megusta:
    Lol, gracias por decirme de este, mis/nuestras guardias ya no serán aburridas,
    Saiko, fuera. Hasta luego amiga/tía ficticia/compañera.

    ResponderEliminar
  11. Cielos! Creo que seria Angst y que Yunho moriría.. ...ya estaba preparandome mentalmente *y con pañuelos TT * para su muerte.. ...uff lo bueno que no sucedió.. ...ya bastante con perder a Yoochun.. ....
    Me pareció original, bueno yo no había leído ninguno de paramedicos antes.. .......^^

    ResponderEliminar
  12. Qué bonito fic!! Me encantó ^^!! Gracias por compartir :3

    ResponderEliminar

Gracias por tu tiempo en leer el capítulo ^-^ Pero 'Young Mi's blog (김영미)' se alimenta de comentarios así que dale algo de comer y deja tus lindos comentarios :3